Smart sensors
  • Sensores de tráfico

Los sensores de tráfico informan a los ciudadanos y a las administraciones públicas sobre el estado del tráfico, posibles incidencias y, poder elegir, por tanto, la ruta de menor congestión. También contribuyen al manejo telemático de los semáforos, las vallas o puentes elevadores.

 

  • Sensores de humedad

Los sensores de humedad contribuyen a la gestión de parques y jardines públicos, haciendo que el regado sea cuando realmente la tierra lo necesite y durante el tiempo justo. Cuando el sensor detecte la humedad adecuada de la tierra, los aspersores dejarán de regar el espacio.  Estos sensores pueden ajustar el riego y así ahorrar agua y energía.

 

  • Sensores de luz

El sensor de luz es uno de los más comunes. Este detecta si se hace de noche o amanece o si la ciudad necesita más luz o menos a causa del tiempo. El sensor de luz hace que el alumbrado público se encienda o apague, en función de la luz natural que hay en la ciudad.

 

  • Sensores de paso

En el alumbrado público de una Smart City también se pueden instalar sensores de paso. Los sensores de paso hacen que el alumbrado público permanezca con una luz tenue hasta que detecte el paso de algún vehículo o peatón. Es en ese momento cuando la luz del alumbrado por esa zona se intensificará hasta que deje de detectar el paso del vehículo o peatón.

 

  • Sensores meteorológicos y de contaminación

Con los sensores meteorológicos se monitorizan los parámetros ambientales. Miden la calidad del aire, la calidad del agua, el ruido, la humedad, la temperatura y la concentración de polen, entre otros.

Por su parte los sensores de contaminación miden otras variables medioambientales, como la concentración de CO2 y de las partículas en suspensión.

 

  • Sensores de recogida y tratamiento de residuos urbanos

Estos sensores ayudan a optimizar la recogida de residuos. Sirven para avisar cuando los contenedores están llenos y planificar así la retirada de los residuos según las necesidades reales de la ciudad. Este hecho hace que las rutas de recogida de basura sean más eficaces.

Smart sensors

Los sensores de recogida y tratamiento de residuos urbanos se sitúan en los propios contenedores.

  • Sensor de control de consumo de agua y electricidad

Tienen la función de concienciar al ciudadano sobre el consumo que hace de estos dos recursos para que mejoren sus hábitos hacia el ahorro energético. Los sensores de control de consumo interactúan con algún dispositivo donde se refleja la lectura real mismo.

 

  • Sensores de la red eléctrica

Estos sensores son los que hacen que la red eléctrica de la Smart City sea inteligente, avisando de las incidencias que se producen a lo largo de la red eléctrica, de los datos de consumo o de la meteorología (estos últimos para prevenir posibles incidencias a causa de algún fenómeno climático).