ahorro energetico

Etiquetas energéticas de distintos niveles de eficiencia.

¡Aprende jugando! Tienes a tu disposición este juego interactivo para demostrar lo aprendido sobre las etiquetas energéticas.

 

Consejos para ahorrar electricidad en la climatización del hogar

 

La calefacción, los climatizadores y los aires acondicionados suponen otro de los principales gastos de electricidad de los hogares. Para climatizar una casa de una manera sostenible y ahorrar energía, deben tenerse en cuenta algunos aspectos:

  • Temperatura: lo ideal es una temperatura interior de 19 a 21 º C en invierno y de 22 a 26 º C en verano. Salirse de estas recomendaciones, bien de frío o de calor, supondrá un mayor gasto de energía.
  • Ventilación: es importante renovar el aire de las casas, pero hacerlo de una forma correcta te ayudará ahorrar energía. El tiempo recomendado para ventilar sin que se enfríe o caliente demasiado es unos 10 minutos, y hacerlo a primera hora de la mañana.
  • Orientación del edificio: si vas a construir, comprar o alquilar una vivienda, debes tener en cuenta su orientación si lo que quieres es ahorrar en gasto energético. Las viviendas orientadas hacia el sur o este aprovechan el sol y calor de la primera parte del día, mientras que las orientadas hacia el oeste acumulan demasiado calor en verano.
  • Aislamiento térmico: un buen aislamiento del hogar es clave para mantener la temperatura y ahorrar energía.
  • Complementos para equilibrar la temperatura: el sol es un gran aliado para climatizar nuestro hogar y ahorrar en electricidad siempre que sepamos dejarlo entrar en invierno y evitar su paso en verano.
    • Ventanas: el doble cristal permite ahorrar un 25% de energía en calefacción y aislar del ruido del exterior.
    • Persianas: ayudan a ventilar la casa en verano bloqueando el paso del sol.
    • Cortinas: permiten conservar el calor de las habitaciones en invierno y evitar el paso de sol en verano.
  • Aparatos para refrescar el ambiente: el ventilador consume menos energía que el aire acondicionado.
  • Aparatos para calentar el ambiente: las calefacciones centralizadas de gas son las que menos consumen.
  • Suelo radiante: es útil para tener una temperatura constante en todas las habitaciones, porque propaga el calor por el suelo.

 

Consejos para ahorrar en la iluminación del hogar

Aprovechar al máximo la luz natural es la clave de cómo ahorrar energía eléctrica en el consumo de electricidad para iluminar nuestro hogar. Lo ideal es combinarlo con lámparas fluorescentes convencionales o compactas (conocidas como de bajo consumo) o LED y no bombillas incandescentes o halógenas, que son las que más consumen.

Un consejo para iluminar un espacio grande de forma eficiente es hacerlo con una sola lámpara de más potencia, y no con varias lámparas de potencias más pequeñas.

 

Consejos para ahorrar energía en los aparatos electrónicos

Los aparatos electrónicos de nuestro hogar a menudo suponen un gasto energético mayor del que deberían. Esto es porque este tipo de televisiones, reproductores de música o vídeo suelen tener un sistema de apagado en stand by que les hace no estar nunca desenchufados de la corriente y, por tanto, el gasto de electricidad, aunque pequeño, es permanente.

Para ahorrar en casa es aconsejable estudiar bien las características de cada aparato de este tipo para evitar que excedan de nuestras necesidades. En el caso del ordenador, si es necesario dejarlo encendido es conveniente utilizar herramientas como los modos de ahorro de energía o programar el apagado de la pantalla.

 

El consumo energético en el agua caliente sanitaria

En la actualidad existen dos sistemas principales para obtener agua caliente sanitaria (ACS), es decir, el agua potable caliente que se utiliza sobre todo para usos sanitarios o de limpieza en baños o cocinas.

  • Instantáneo. No se aconsejan en casas de más de un baño porque necesitan mucha energía para calentar las tuberías durante el recorrido. La temperatura del calentador debe estar entre 41 y 42 º C y se tiene que evitar bajar la temperatura del agua caliente mezclándola con agua fría porque estaríamos desaprovechando energía para calentar el agua.
  • Acumuladores. Son más indicados para consumos puntuales y ahorran más energía que los sistemas de calentamiento instantáneo. Si el acumulador de agua es eléctrico debería haber un reloj para programarlo y ajustar un horario para usarlo.