La Fundación Endesa fomenta la cultura ecológica en los centros educativos de toda España con los V Premios a la Ecoinnovación

Publicado el 25 de junio de 2021

 

Identificar ideas y actitudes creativas, innovadoras y comprometidas con el medioambiente entre los más jóvenes es el objetivo de los Premios a la Ecoinnovación Educativa de la Fundación Endesa, un proyecto que cuenta con la colaboración de la Fundación Europea Sociedad y Educación.

De los 122 proyectos medioambientales presentados en la quinta edición de estos galardones, 16 han sido seleccionados para la fase final, en alguna de las tres categorías del concurso: ‘¿Qué es para ti la Naturaleza?’, ‘Mi solución creativa a un problema medioambiental’ y ‘¿Cómo mejorarías tu entorno?’.

El Jurado, formado por un grupo de expertos y reunido el 27 de mayo en una sesión de deliberación, ha destacado que los Premios a la Ecoinnovación Educativa ponen en valor y hacen visible el trabajo de muchos docentes, el compromiso de los jóvenes con la naturaleza y confían en que, en palabras de Javier Blanco, director general de la Fundación Endesa y presidente del Jurado, iniciativas como esta “sean un impulso para conocer y preservar nuestra biodiversidad, ayuden a desarrollar una cultura ecológica y sostenible que, como comprobamos con los Premios, empieza a  construirse desde edades tempranas, siendo la escuela un motor decisivo para aprender sobre la importancia del cuidado nuestro entorno”.

Los tres proyectos ganadores pertenecen a centros docentes de Andalucía, de Castilla y León y Aragón; por otro lado, los cuatro centros finalistas pertenecen a las comunidades autónomas de Murcia, Comunidad Valenciana y Galicia. El Colegio San Juan de Dios de Valladolid ha merecido este año una mención especial por su proyecto Sendero Verde, en el que jóvenes con discapacidad intelectual son monitores en actividades ambientales destinadas a alumnos de centros ordinarios de Primaria y Secundaria.

En la Categoría 1, “¿Qué es para ti la naturaleza?” ha resultado ganador el proyecto “Especies exóticas, invasores inocentes. Impactos ecológicos, económicos y sanitarios. Posibles soluciones” presentado por el IES Vicente Aleixandre de Sevilla. Alumnos de 1º a 3º de la ESO investigan la posible vinculación de la pandemia con la expansión de especies exóticas invasoras y advierten del peligro que representa para la biodiversidad el tráfico internacional de especies exóticas y son, además, un centro de recuperación para la reproducción en cautividad de la “Tortuga Mora".

El Jurado ha reconocido “su buena labor de investigación, con estudios de laboratorio rigurosos, su análisis de impacto en la biodiversidad y su creatividad al interrelacionar diversas disciplinas científicas con la historia o la poesía”.

En esta misma categoría, ha quedado finalista el Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias de Lorca (Murcia) con el proyecto “Ensayos de cultivo ecológico con infraestructuras ecológicas”.

En la Categoría 2 “Mi solución creativa a un problema medioambiental”, el proyecto ganador ha sido “Estudio de las bolsas biocompostables y su aprovechamiento como recurso orgánico” presentado por el IESO Los Salados de Benavente en Zamora. Los alumnos de 3º de la ESO estudian el deterioro e influencia en el suelo de las bolsas biocompostables, comparándolas con las de plástico tradicional. Además, analizan su aprovechamiento como recurso orgánico que enriquezca el suelo.

“Nos encontramos ante un brillante trabajo de investigación que se alinea plenamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un criterio que este año ha pesado en nuestra valoración. El carácter científico del proyecto es muy robusto”, han afirmado los miembros del Jurado.

El proyecto “Pedalea, curiosea y crea”, presentado por el IES María Ibars de Denia, en Alicante, ha sido el finalista de esta categoría.

Y, por último, en la Categoría 3, “¿Cómo mejorarías tu entorno?”, el galardón ha recaído en el CEIP San Juan de la Peña de Jaca, en Aragón. Han ganado con el proyecto “Alimentando escuelas sostenibles”, con el que los estudiantes han emprendido una campaña a favor de una sana alimentación en la escuela, consiguiendo que el comedor se convierta en un espacio saludable y sostenible, extendiendo el compromiso de la comunidad educativa con las medidas para evitar posibles trastornos alimentarios.

En esta ocasión, los miembros del Jurado han destacado “la actualidad de este proyecto y la importancia de dar pasos en esta dirección.  La investigación demuestra que hay factores imputables a una alimentación saludable en las escuelas que correlaciona con el rendimiento de chicos y chicas, su estabilidad emocional y su sentido de pertenencia al centro”.

Por último, ha resultado finalista de esta categoría el proyecto La contaminación de nuestra laguna y nuestra ría, la ría de Aldán, presentado por el CEIP do Hío de Cangas do Morrazo, en Pontevedra.

En la ceremonia de entrega, Miguel Ángel Sancho, presidente de la Fundación Europea Sociedad y Educación, ha hecho un recorrido por las cinco ediciones, y ha destacado que “el creciente número de centros educativos participantes pone de manifiesto la creatividad, el entusiasmo y el compromiso de alumnos y profesores que, cada año, buscan nuevos caminos para el aprendizaje, aportando soluciones originales a la conservación ambiental y traspasando los muros de sus propios centros".

La dotación para cada una de las tres categorías consiste en la entrega a cada ganador de una estatuilla diseñada por la escultora navarra Mª José Recalde, que usa materiales reutilizables en sus obras, la difusión nacional en prensa de su proyecto y una dotación económica para la primera y segunda categoría por un importe de 2.000€, respectivamente; y, en la tercera, de 4.000€.

Conoce aquí los proyectos ganadores