Jóvenes del Polígono Sur de Sevilla se gradúan con éxito en el primer año de la Escuela Ocupacional

Publicado el 17 de junio de 2021

 

Con la presencia de los 20 estudiantes que han asistido a sus clases para adquirir formación profesional, tanto técnica como en habilidades sociales y personales durante los últimos nueve meses, hoy se ha celebrado la clausura del primer año de la Escuela Ocupacional para jóvenes del Polígono Sur, donde se encuentran una de las tasas más altas de personas en situación de vulnerabilidad del país.

Gracias a la colaboración entre la Fundación Endesa, la Fundación Don Bosco Salesianos Social y el Comisionado del Polígono Sur, estos jóvenes sevillanos han recibido formación dirigida a aumentar su empleabilidad, reforzando sus habilidades personales y sociales, así como su implicación familiar y disposición positiva hacia el trabajo.

En el acto celebrado hoy en Centro Social Don Bosco han estado presentes el director territorial de la Fundación Don Bosco Salesianos Social, Antonio Mengual, el Comisionado para el Polígono Sur, Jaime Bretón, Rafael Sánchez Durán, director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Antonio Pascual patrono de la Fundación Endesa. Todos han sido testigos del momento más emotivo del curso con la entrega de los diplomas a los estudiantes que han finalizado hoy sus estudios.

“Encontrar las claves para motivar al grupo de jóvenes de cara a retomar su itinerario formativo ha sido fundamental para el éxito del proyecto. Tras su paso por una formación reglada que no ha respondido a sus inquietudes ni características personales, la Escuela Ocupacional se les presenta como un modelo alternativo, distinto al tradicional, donde desarrollar sus competencias les hace encontrar el valor que atesoran y les impulsa para seguir creciendo y poder encontrar su sitio en la sociedad”, señala Antonio Mengual, director territorial de Don Bosco Salesianos Social.

“Desde Fundación Endesa hacemos un seguimiento muy de cerca a los efectos de la actual crisis social. De ahí que, cuando se nos presentó la oportunidad de contribuir a la escuela ocupacional de la Fundación Don Bosco, no hayamos dudado en contribuir con todo el apoyo necesario, como lo venimos haciendo por toda la geografía andaluza gracias a ayudas de distinta índole que benefician a las familias, los autónomos o las pequeñas empresas”, ha explicado Antonio Pascual, patrono de la Fundación Endesa

Para el Comisionado para el Polígono Sur, Jaime Bretón, "esta Escuela Ocupacional supone una gran oportunidad de formación para los participantes, ya que, tras nueve meses de preparación, les abre una ventana hacia la deseada inserción laboral". Además, recalca que "la mejor manera de salir de la exclusión es mediante la realización de un trabajo profesional derivado del aprendizaje de las destrezas adquiridas en estos meses de duro esfuerzo y dedicación de estos jóvenes".

Escuela Ocupacional Don Bosco

El perfil de los participantes en esta iniciativa corresponde a jóvenes de entre 16 y 19 años, que se encuentran en una situación de especial dificultad. La Escuela Ocupacional ha planteado una propuesta educativa innovadora, basada tanto en una metodología terapéutica y pedagógica como en una educación emocional y social. Los objetivos pasan por incrementar el nivel de motivación de la propia formación, compensar los desfases curriculares, mejorar la estabilidad y madurez personal, promover influencias positivas del entorno, generar una mayor capacidad e implicación familiar y fomentar hábitos y disposición positivos hacia el trabajo.

De esta forma, se llevan a cabo acciones de motivación por la educación para despertar sus vocaciones y que se planteen volver a las aulas; de refuerzo educativo, para compensar la situación de abandono escolar temprano de estos jóvenes; de mejora de conocimiento y competencia social, para un mayor conocimiento y autoestima, comunicación, promoción de la igualdad y prevención de drogodependencias y de conductas violentas, entre otros objetivos.