Celebramos el Día Internacional del Patrimonio Mundial recordando los monumentos andaluces que hemos iluminado artísticamente

Publicado el 16 de noviembre de 2020

 

La Convención de 1972 para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural estableció que algunos lugares de nuestro planeta tienen un “valor universal excepcional” que hay que proteger.

La Lista del Patrimonio Mundial incluye en la actualidad un total de 1.121 sitios (869 culturales, 213 naturales, y 39 mixtos) en 167 estados miembro de la Convención. España cuenta con 47 sitios entre naturales y culturales reconocidos como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Andalucía tiene en su rico patrimonio 7 de estas ubicaciones que han contado todas ellas con la Fundación Endesa como responsable de su iluminación artística.

Conoce aquí más sobre las iluminaciones artísticas de la Fundación Endesa

La última en unirse a este prestigioso listado fue el yacimiento arqueológico de Medina Azahara, que en 2018 entró a formar parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO tras una exhaustiva evaluación de los expertos de Naciones Unidas que tuvieron la oportunidad de visitar en primicia la iluminación nocturna estrenada un año antes gracias a la Fundación Endesa.

La “ciudad brillante”, así se traduce el nombre de este conjunto arqueológico, cuenta con 660 puntos de luz y 172 metros de líneas de LED instalados por la Fundación Endesa, dando la posibilidad de que el visitante pueda disfrutar también de noche de este monumento.

La iluminación de 18 estancias de la Ciudad Califal supuso todo un reto tecnológico, ya que para instalar el cableado de los 660 puntos de luz era imprescindible respetar las ruinas del siglo X, de ahí que técnicos de Endesa y arqueólogos expertos trabajaran durante 9 meses en este proyecto que puso la guinda a la candidatura de Medina Azahara a Patrimonio de la Humanidad.

Córdoba también cuenta con el reconocimiento de la UNESCO a su centro histórico, catalogado como Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1994. Entre sus edificios destaca la Mezquita-Catedral, cuya capilla ha sido iluminada por la Fundación Endesa, así como su Museo del Tesoro, o el Puente y el Templo Romanos de Córdoba.

Jaén también aparece en el listado de provincias con patrimonio reconocido por la UNESCO. En particular las ciudades de Úbeda y Baeza son pequeñas joyas que en 2003 recibieron el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad. La configuración urbana de las dos ciudades que data de los periodos de la dominación árabe y de la Reconquista, y su posterior renovación inspirada en el Renacimiento, han hecho que estas dos localidades andaluzas vengan reconocidas a nivel mundial.

La Fundación Endesa también ha querido contribuir al realce de estas dos localidades que de noche adquieren un encanto especial gracias a la iluminación artística llevad a cabo por la Compañía energética a monumentos como la plaza de Santa María, la Catedral, la  Universidad, la Plaza de los Leones o la Iglesia de San Pablo.

Granada es otra de las provincias andaluzas que cuenta con rico patrimonio histórico reconocido por Naciones Unidas en 1984. Su Alhambra, el Generalife y Albaicín reciben el título de Patrimonio Mundial. La Fundación Endesa también se ha volcado con la ciudad de Granada y en concreto ha iluminado artísticamente la Iglesia del Divino Salvador del Albaicín, una iluminación llevada a cabo con criterios de eficiencia energética para poder apreciar con detalle el interior de este templo mudéjar que se ubica en la parte más antigua del Albaicín.

En Sevilla la UNESCO también ha reconocido la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias como Patrimonio de la Humanidad, un título que llegó en 1987 y que reconoce el corazón de la capital andaluza como uno de los pilares de la historia de España. Precisamente la Catedral, el Patio de Banderas, el Palacio del Rey Don Pedro, y el Patio de las Doncellas del Real Alcázar, cuentan con iluminación artística llevada a cabo por la Fundación Endesa. Una iluminación que se ha llevado a cabo respetando los propios edificios y empleando la última tecnología disponible para realzar el interior y el exterior de estos monumentos Además de estos conjuntos monumentales, Andalucía cuenta con dos enclaves naturales reconocidos por la UNESCO, como son los Dólmenes de Antequera del Periodo Neolítico y la Edad de Bronce y el Parque Natural de Doñana, hábitat de cinco especies de aves en peligro de extinción y con una de las mayores poblaciones de garzas de la región mediterránea.

Endesa también está ligada a los enclaves naturales, como riqueza de nuestro patrimonio, y en particular en Doñana el año pasado llevó a cabo una campaña de reforestación tras el incendio que en 2017 devastó más de 8.000 hectáreas del Parque Natural. Endesa plantó gracias a los propios empleados de la Compañía, y a entidades locales como colegios, 18.240 plantas de especies como alcornoque, acebuche, madroño o sauce entre otras.

A este listado desde Endesa se espera que se puedan seguir adhiriendo más enclaves de la geografía andaluza, de hecho, desde la Compañía se está apoyando la candidatura del conocido Caminito del Rey en Málaga a Patrimonio de la Humanidad.

El apoyo de Endesa a la candidatura del Camino del Rey, está vinculado no solo a la belleza de este desfiladero, sino a que este paraje está ligado históricamente a la Compañía ya que fue la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro –una compañía malagueña que fue posteriormente absorbida por Endesa en el territorio- la que lo construyó para unir las centrales eléctricas y saltos de agua de Gaitanejo y el Salto del Chorro, y facilitar de este modo el paso de operarios y mantenimiento de las mismas.