La Fundación Endesa ayuda a 20 jóvenes del Polígono Sur de Sevilla a mejorar su formación con la escuela ocupacional Don Bosco

Publicado el 10 de agosto 2020

 

La Fundación Endesa va a ayudar a 20 jóvenes del Polígono Sur (15 chicos y 5 chicas), que han abandonado sus estudios sin completar la ESO, a mejorar su formación en la Escuela Ocupacional de la Fundación Don Bosco.

El perfil de los participantes en esta iniciativa corresponde a chicos de entre 16 y 19 años, que se encuentran en una situación de especial dificultad, con alto riesgo social y en riesgo de exclusión y abandono. El programa se desarrolla en el entorno del Polígono Sur de Sevilla, una zona con numerosos problemas que se han visto agravados por el efecto de la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.

La ayuda de la Fundación Endesa a este proyecto forma parte de las distintas iniciativas que esta entidad está llevando a cabo para apoyar la reconstrucción social tras la crisis generada por la COVID-19 y que han logrado hasta la fecha beneficiar a unas 1.300 familias andaluzas.

La Escuela Ocupacional, que arrancará en octubre y durará todo el curso académico hasta junio, plantea una propuesta innovadora, basada tanto en una metodología terapéutica y pedagógica como en una educación emocional y social. Los objetivos pasan por incrementar el nivel de motivación de la propia formación, compensar los desfases curriculares, mejorar la estabilidad y madurez personal, promover influencias positivas del entorno, generar una mayor capacidad e implicación familiar, y fomentar hábitos y disposición positivos hacia el trabajo.

Con ello, se pretende generar las condiciones sociopersonales necesarias para que los jóvenes beneficiarios puedan iniciar un itinerario formativo profesional en igualdad de condiciones.

De esta forma, se llevarán a cabo acciones de motivación por la educación, para despertar sus vocaciones y que se planteen volver a las aulas; de refuerzo educativo, para compensar la situación de abandono escolar temprano de estos jóvenes; de mejora de conocimiento y competencia social, para un mayor conocimiento y autoestima, comunicación, promoción de la igualdad y prevención de drogodependencias y de conductas violentas, entre otros objetivos.

También se desarrollarán, entre otras actividades, talleres con las familias de los chicos y chicas, sesiones de orientación sociolaboral y talleres pre-ocupacionales en distintas profesiones (animación de tiempo libre, auxiliar de ventas, mozo de almacén, seguridad, escaparatismo, reponedor, auxiliar de cocina, peluquería, monitor deportivo, informática y telecomunicaciones, etc). Durante el curso, además, estos chicos y chicas realizarán visitas a empresas de diferentes sectores, así como a otras escuelas y centros de formación.

La Escuela Ocupacional se llevará a cabo principalmente en el Centro Social Don Bosco, unas instalaciones que cuentan con 3.200 metros cuadrados de superficie y que están dotadas de aulas, talleres, despachos y salas polivalentes para llevarlas a cabo. El pasado 29 de junio, los Reyes de España visitaron este equipamiento.

La Fundación Endesa ya colaboró con Don Bosco en el curso 2015-2016, cuando ambas entidades organizaron conjuntamente un curso de Operaciones Auxiliares de montajes eléctricos.