La Fundación Endesa firma un convenio para la cesión de las cartas hidrográficas del Pirineo al Servicio Meteorológico Cataluña

Publicado el 11 de marzo de 2019

 

Desde hoy, el Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña (ICGC) custodiará más de 20.000 cartas hidrográficas que contienen 70 años de datos climatológicos del Pirineo y que permitirán al Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) ampliar sus estudios sobre el cambio climático. Esta documentación, que se elaboraba en las centrales hidráulicas del Pirineo, ha sido custodiada durante casi 100 años por el Fondo Histórico de Endesa y hoy ha sido cedida al SMC a través de la firma de un convenio de colaboración. En el acto de firma ha participado el Director del Servicio Meteorológico de Cataluña, Eliseu Vilaclara, el Director General de la Fundación Endesa, Carlos Gómez-Múgica, y el Director del Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña, Jaume Massó. Al acto ha asistido también la secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Marta Subirà.

Mejora del comportamiento del clima en el Pirineo

La observación meteorológica sistemática era una actividad habitual del personal de las centrales hidroeléctricas del Pirineo, dada la relación entre las condiciones meteorológicas y la correcta gestión de los recursos hídricos. Junto con la información sobre las cargas y producciones de las diferentes centrales, los observadores tomaban datos diarios de la pluviometría, la termometría, el estado del cielo, la presión atmosférica, los meteoros o la evaporación, entre otros. En algunos puntos se tomaban datos más específicos de espesores de nieve y de hielo en los lagos, como por ejemplo los lagos de Capdella.

Esta información quedaba registrada en unos documentos que se elaboraban diariamente y que reciben el nombre de cartas hidrográficas. Mediante el convenio firmado hoy, se ceden 73 carpetas que contienen más de 20.000 cartas hidrográficas elaboradas desde 1922 hasta 1992. Estas cartas corresponden a 13 grandes centrales hidráulicas del Pirineo (entre las que Camarasa, Capdella, San Lorenzo, Terradets y Tremp) a las que se suman otras pequeñas.

Durante casi cien años, el Fondo Histórico de Endesa ha preservado los archivos, y su cesión al SMC y al ICGC permitirá mejorar el conocimiento de la evolución del clima en el área pirenaica, un sector especialmente sensible al cambio climático. La digitalización del fondo y la extracción de esta información completará y ampliará las series de datos ya disponibles, Y hará posible conocer de primera mano cómo se realizaban las observaciones y estudiar con más rigor episodios extremos, como los aguaceros de octubre de 1937 o de noviembre de 1982.