Fundación Endesa ilumina el megalito prehistórico de Matarrubilla

Publicado el 1 de febrero de 2019

 

La Fundación Endesa ha inaugurado hoy la iluminación del interior del dolmen de Matarrubilla, bien de interés cultural y máximo exponente de la cultura del megalitismo hispalense, enclavado en Valencina de la Concepción.

El acto, ha estado presidido por alcalde de Valencina de la Concepción, Antonio Suárez junto al delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, José Manuel Girela, el director territorial de relaciones institucionales de Endesa, Rafael Sánchez y la coordinadora de Fundación Endesa en el territorio, Marta Tobías, quienes han sido testigos del primer encendido de la nueva iluminación que viene a destacar los elementos artísticos que alberga este tholos hispalense.

La nueva iluminación del megalito prehistórico se basa en luminarias de alta eficiencia energética y sostenibilidad ambiental mediante las técnicas más avanzadas en iluminación, tendentes al ahorro de energía y a la eficiencia de los materiales utilizados y de larga vida de funcionamiento para aminorar los costes de mantenimiento al prolongar los tiempos de sustitución de las lámparas.

El proyecto de embellecimiento lumínico, con tecnología led, ha consistido en realzar los elementos con mayor valor de este megalito prehistórico destacando dos trazados, uno correspondiente a la iluminación de ambientación, para la visita de menor intensidad, con una fase ornamental que conlleva la instalación de 8 proyectores en el corredor y 5 proyectores en la cámara circular para resaltar su singularidad y otro de iluminación técnica de servicio destinado a cubrir las necesidades de investigación y mantenimiento de la construcción en la que se disponen 7 proyectores en el corredor para su utilización discriminada.

En total han instalado un total de 20 puntos de luz de tecnología led, con la finalidad de realzar todos los elementos artísticos del de la cámara y con una potencia instalada de 3,1 kilovatios, equivalente al consumo de un par de radiadores de aceite, que ofrecen una luz de suave tonalidad cálida para no perjudicar el patrimonio arqueológico desde el punto de vista de su conservación artística y supone una reducción del 70% en el consumo respecto a una instalación convencional y el ahorro en emisiones se situará en 2,82 toneladas de CO2, evitadas a la atmósfera anualmente, tomando como referencia una media de cuatro horas de encendido diario.

En este sentido, la nueva iluminación, ha sido debidamente preparada para resistir la humedad del 80% del interior del monumento, se alimenta por baterías portátiles recargables de litio de alta capacidad de descarga para garantizar la iluminación interior del pasillo y la sala circular del dolmen de Matarrubilla. Al tratarse de un espacio singular con un largo corredor que culmina en una cámara circular, se han aplicado distintas técnicas de realce a través de la luz para destacar los detalles del monolito de piedra que permitirá ofrecer una visita de mayor calidad al monumento y aportará calidad a las más 12.000 visitas que recibe cada año gestionadas por el Ayuntamiento de Valencina de la Concepción.

De este modo, con esta actuación la Fundación Endesa muestra una vez más su compromiso con la cultura en Andalucía y, en concreto, ésta será la centésima vigésima séptima obra que realiza la Fundación Endesa en Sevilla, entre las que destacan en la capital hispalense las iluminaciones de la Santa Caridad, la Iglesia de la Magdalena y San Luis de los Franceses.