Los Bancos de Alimentos llegan a la décima edición del Gran Recapte atendiendo a 200 mil personas en Cataluña

Gracias a la colaboración de Fundación Endesa se sustituirán las 250.000 bolsas de plástico que se utilizaron el año pasado por 80.000 bolsas de tela reutilizables

Publicado el 16 de noviembre de 2018

Hoy se ha celebrado, en la sede del Banco de los Alimentos de Barcelona, la rueda de prensa de presentación de la décima edición del Gran Recapte d’ Aliments que organizan los cuatro Bancos de los Alimentos de Cataluña, con el fin de dar respuesta a la precariedad alimentaria de las personas más necesitadas.

El acto ha contado con la presencia de Roser Brutau y Lluís Fatjó-Vilas, presidenta y director del Banco de los Alimentos de Barcelona, Pere Navarro, delegado del Gobierno en el Consorci de la Zona Franca, y de Carlos Gómez-Múgica, director general de la Fundación Endesa, entidad que ha hecho posible la incorporación de bolsas reutilizables en esta edición.

Roser Brutau ha confirmado que en los últimos días “hemos logrado la cifra de 18.700 personas voluntarias para llevar a cabo la campaña en los 2.500 puntos habilitados en mercados y supermercados, un dato      que confirma el compromiso tan fuerte de la ciudadanía con los bancos de alimentos, dado que es una décima edición” Sin embargo, ha recalcado que  “las inscripciones todavía están abiertas porque hay que reforzar algunos puntos en distritos barceloneses y en diferentes poblaciones de Cataluña.

El director del Banco de los Alimentos de Barcelona, Lluís Fatjó-Vilas, ha dado a conocer dos importantes novedades para la presente edición. La primera es que el Gran Recapte apuesta este año por un gran proyecto sostenible y medioambiental, la sustitución de las 250.000 bolsas de plástico que se utilizaban en cada edición por bolsas reutilizables y reciclables. Se calcula que con el uso de una bolsa reutilizable de tejido no tejido se reduce el consumo, fabricación y deshecho de 100 bolsas de plástico de un solo uso, con la consecuente reducción de residuos y de la huella de carbono que su producción conlleva. Fundación Endesa ha hecho posible esta iniciativa con su colaboración.   

La otra gran novedad de esta décima edición es le puesta en marcha del Gran Recapte on line, que además de facilitar las donaciones suma al Gran Recapte plataformas de comercio on line como Ulabox, Caprabo, Casa Ametller, Vimet Condis, BonPreu Esclat y Dia, con la intención de estar presente en el creciente comercio digital.

Lluís Fatjó-Vilas también ha destacado que “la problemática que había supuesto en los últimos años la clasificación de los alimentos procedentes del área metropolitana de Barcelona, este año se ha resuelto gracias a la ayuda del Consorci de la Zona Franca”. Esta entidad ha cedido, de forma temporal y gratuita, una nave de 11.000 m² ubicada en la calle D nº 52-54 y una parcela adyacente de 5.500 m² para su uso como aparcamiento.

Pere Navarro, delegado del Gobierno en el Consorci de la Zona Franca ha declarado que el Consorci de la Zona Franca -que como propietario ya cedió en su día el uso de la nave sede actual del Banc dels Aliments-, en este Gran Recapte 2018 colaborará con la cesión de una nave de 11.000 m²  y de una parcela de 5.500 m²  para el acopio de alimentos en la calle D del Polígono Industrial “porque la Zona Franca, situada en el epicentro del área metropolitana de Barcelona, no sólo es una zona logística y económica de primera línea sino que también pretende ser un instrumento de cohesión social, y de ahí el apoyo a esta magnífica acción solidaria que está, como les decía, entre aquellas actuaciones con las que nos gusta colaborar de forma decidida”.

El director del Banc dels Aliments de Barcelona hizo hincapié en el segundo proyecto novedoso que se implementará durante la recogida en toda Catalunya: la sustitución de 250 mil bolsas de plástico por bolsas reutilizables. Un Gran Recapte más sostenible que será posible gracias a la colaboración de la Fundación Edesa, que con este proyecto se suma a la reducción, no sólo del vertido de CO2 en la atmósfera, sino también al minimizar el impacto que tiene el uso del plástico en el día a día de todo nuestro entorno.

Carlos Gómez-Múgica, director general de la Fundación Endesa ha valorado muy positivamente la colaboración: “Cuando surgió la posibilidad de colaborar con el Gran Recapte vimos que era una iniciativa que encajaba perfectamente tanto con la vocación social de Fundación Endesa, su compromiso con las personas, como con nuestro objetivo de mejorar nuestro entorno haciéndolo más sostenible. Las 80.000 bolsas de tela reutilizables que se estrenarán este año en el Gran Recapte permitirán que esta edición y las que vienen, sean más sostenibles y permitan una mayor reducción de la huella de carbono y de emisiones de C02 dando aún más valor a una iniciativa de naturaleza tan social y humana como puede es el Gran Recapte"

El lema del Gran Recapte de este año es “AYUDAR ES UN INSTINTO NATURAL” y apela a la empatía y solidaridad entre animales de diferentes especies en el ámbito de la alimentación, La idea original y la estrategia son de la agencia FullCircle Karma y ha sido gestionado por ACME & Co. La productora Blua, se ha encargado de la realización audiovisual y Dani Ferrer ha compuesto la música que acompaña a todas las piezas creadas. Queremos agradecer a Stuart OnNature por cedernos los derechos de los vídeos utilizados para la campaña. creatividades gráficas han sido elaboradas por el diseñador Albert Balcells.

Roser Brutau ha cerrado el acto agradeciendo a todos los medios de comunicación la asistencia y el apoyo incondicional que nos prestan para poder que el Gran Recapte pueda llegar a buen término. A las miles de personas que se suman como voluntarias y donantes, ya que sin su colaboración desinteresada esta campaña no sería posible, y a las cadenas de distribución que ceden los espacios de recogida, facilitan el almacenamiento y transporte, y dan una aportación extra de alimentos proporcional a las donaciones realizadas a cada punto de venta.