La Fundación Endesa colabora en la nueva iluminación de la parroquia de Sant Pau de Narbona, en Anglesola

Esta actuación se suma a otras que ha llevado a cabo la Fundación Endesa en la demarcación de Lleida tales como las iluminaciones de la Seu Vella, el castillo de Llordà o la parroquia de Santa María de Cervera, entre otras.

Publicado el viernes, 15 de diciembre 2017

• Se ha renovado todo el sistema eléctrico del edificio y se han sustituido los focos, lámparas y puntos de luz antiguos por otros nuevos, de una tecnología más eficiente

• Esta actuación ha sido financiada conjuntamente por la Fundación Endesa, el obispado de Solsona, la diputación de Lleida, el ayuntamiento de Anglesola, la parroquia y las contribuciones de los vecinos

• Destaca el valor artístico e histórico del templo, de origen románico y evolución gótica y románica renacentista, épocas de las que conserva varios elementos

La parroquia de Sant Pau de Narbona, en Anglesola, inaugura su nueva iluminación, fruto de un proyecto que ha sido financiado conjuntamente por la Fundación Endesa, el obispado de Solsona, la diputación de Lleida, el ayuntamiento de Anglesola, la parroquia y las contribuciones de los vecinos. La actuación ha consistido en la renovación integral del sistema eléctrico del edificio y la sustitución de los focos, lámparas y puntos de luz antiguos por otros nuevos, de más nueva tecnología, más eficiente y que realzan la belleza del templo. Destaca el valor artístico e histórico de la iglesia, de origen románico y evolución gótica y románica renacentista, épocas de las que conserva varios elementos.

El proyecto de nueva iluminación de la parroquia tiene el objetivo de mejorar y adecuar a la normativa de electrificación a las características propias del valor monumental de la iglesia, por lo que también logra mejorar el consumo de este suministro y destacar su valor artístico. La actuación ha consistido en la renovación íntegra de la iluminación de la nave central de la iglesia, las capillas laterales y la zona central del presbiterio.

Concretamente, se han sustituido las antiguas lámparas de hierro de la nave central con luces orientadas a los bancos por un lado, y unos focos más suaves enfocados sobre las vueltas. Una iluminación complementaria situada sobre las ménsulas de los arcos amplía el valor monumental de las bóvedas del techo de la iglesia. La distribución de los puntos de luz sobre los pilares laterales y las ménsulas tiene como objetivo distribuir de manera uniforme la luz a toda la nave a la vez que resalta la bóveda con su formación de arcos. Esta luz se proyecta con lámparas halógenas sobre las columnas y con equipos LED sobre las ménsulas.

Las luces LED, que dan mucha luz, tienen, a la vez, un consumo energético muy reducido. Son las encargadas de iluminar las capillas laterales mediante tiras electrificadas situadas sobre los muros laterales, que permiten dirigir la luz de manera uniforme sobre la totalidad de cada una de las capillas. Además de garantizar una adecuada iluminación para los diferentes espacios del templo, este proyecto permite destacar su belleza arquitectónica y artística a la vez que reduce, considerablemente, su consumo energético y, por tanto, su huella ecológica.

El proyecto ha incorporado también la completa electrificación de la iglesia, la adaptación del cableado eléctrico y su distribución. Se han instalado cuadros de maniobra general, protecciones de magneto-térmicos, diferenciales y armarios de aislamiento.

La inauguración de la nueva iluminación se ha realizado ayer por la tarde y ha contado con la presencia del director general de la Fundación Endesa, Carlos Gómez Múgica; la directora general de Endesa en Cataluña, Isabel Buesa; el obispo de Solsona, Mons. Xavier Novell Gomà; el vicario general de la diócesis y rector de Anglesola, Mn. Josep Maria Vilaseca y Rosa Maria Mora Valls, alcaldesa de Anglesola, entre otros representantes y autoridades.

Esta actuación se suma a otras que ha llevado a cabo la Fundación Endesa en la demarcación de Lleida tales como las iluminaciones de la Seu Vella, el castillo de Llordà o la parroquia de Santa María de Cervera, entre otros. Mención especial en el territorio merece el plan de iluminación de las ermitas románicas de la Vall de Boí, catalogadas como patrimonio de la humanidad, así como la electrificación de sus campanas. Todas estas acciones ponen de manifiesto el compromiso de la Fundación con la cultura y su vocación para iluminar y restaurar el patrimonio artístico y arquitectónico en Cataluña.

Sant Pau de Narbona

La construcción principal de la iglesia de Sant Pau de Narbona ha evolucionado a lo largo de los años, desde su origen románico, del que se conservan las imágenes de los apóstoles, a su transformación gótica en su época de mayor esplendor, época de la que se conservan parte del valioso retablo así como la escultura central del santo. La arquitectura principal de la actual iglesia de Sant Pau es de estructura barroca renacentista.

El actual templo, edificado a finales del siglo XVI, es un espacioso y bien proporcionado edificio de una nave formada por seis tramos y ábside rectangular, con capillas laterales. Está cubierta por una bóveda de estructura gótica.