La Fundación Endesa colabora en la nueva iluminación de la iglesia de San Miguel Arcángel de Montblanc

Se ha cambiado toda la instalación eléctrica así como los proyectores y puntos de luz para reducir el consumo energético y conseguir, al mismo tiempo, una mejor calidad lumínica en el interior del templo

Publicado el lunes, 13 de noviembre 2017

  • Esta actuación, que ha requerido una inversión de 35.000 euros, ha sido cofinanciada, también, por la Diputación de Tarragona, el Ayuntamiento de Montblanc y la propia parroquia

La parroquia de San Miguel Arcángel de Montblanc estrenó ayer nueva iluminación interior. El proyecto, que tiene el objetivo de reducir el consumo energético y conseguir una mejor calidad lumínica en el interior del templo, ha requerido una inversión de 35.000 euros para cambiar toda la instalación eléctrica así como los proyectores y puntos de luz.

La primera fase de las obras ha consistido en cambiar la totalidad de la instalación eléctrica por una de última tecnología, más adaptada a las necesidades actuales y futuras del edificio, tales como la instalación de un sistema de iluminación más eficiente y moderno.

Después se han sustituido las antiguas lámparas por un total de 87 focos nuevos de tipo LED, una tecnología muy eficiente que requiere un consumo energético muy reducido. Aparte de garantizar una adecuada iluminación para los diferentes usos que se pueden dar en la iglesia (se puede regular la intensidad de los focos y crear efectos lumínicos en algunos de ellos), permiten destacar su belleza arquitectónica y artística, especialmente la del artesonado medieval del techo, uno de los elementos más singulares de este templo.

Como curiosidades de esta iluminación podríamos destacar que este templo dedicado a la advocación de San Miguel Arcángel forma parte del conjunto de iglesias de la Parroquia de Santa María de Montblanc. Se construyó a inicios a del siglo XIV para sustituir un antiguo edificio románico bajo la misma advocación, ya documentado en 1211, del que no nos ha llegado ningún vestigio. La Iglesia de San Miguel es uno de los pocos ejemplares que quedan en pie de edificio gótico religioso con cubierta de madera policromada con dos tejados, mantenidos por arcos diafragmáticos de piedra. El techo interior es realmente magnífico, con decoración de las vigas, plaquetas y mesas, con una gran variedad de motivos de tipo heráldicos, decorativos, figurativos o algunos de influencia mudéjar. En los últimos 10 años, se ha realizado el proceso integral de restauración del edificio que ha culminado con esta iluminación. La inauguración de la nueva iluminación se realizó ayer domingo y contó con la presencia de representantes de la Compañía, así como el alcalde de la Villa, José Andreu; el diputado de Cultura de la Diputación de Tarragona, Joan Olivella Ricart, el presidente del Consejo Comarcal de la Conca de Barberà, Francesc Benet; y el plebeyo de Montblanc, Simón Gras.

Como curiosidades de esta iluminación podríamos destacar que este templo dedicado a la advocación de San Miguel Arcángel forma parte del conjunto de iglesias de la Parroquia de Santa María de Montblanc. Se construyó a inicios a del siglo XIV para sustituir un antiguo edificio románico bajo la misma advocación, ya documentado en 1211, del que no nos ha llegado ningún vestigio. La Iglesia de San Miguel es uno de los pocos ejemplares que quedan en pie de edificio gótico religioso con cubierta de madera policromada con dos tejados, mantenidos por arcos diafragmáticos de piedra. El techo interior es realmente magnífico, con decoración de las vigas, plaquetas y mesas, con una gran variedad de motivos de tipo heráldicos, decorativos, figurativos o algunos de influencia mudéjar. En los últimos 10 años, se ha realizado el proceso integral de restauración del edificio que ha culminado con esta iluminación.

La inauguración de la nueva iluminación se realizó ayer domingo y contó con la presencia de representantes de la Compañía, así como el alcalde de la Villa, José Andreu; el diputado de Cultura de la Diputación de Tarragona, Joan Olivella Ricart, el presidente del Consejo Comarcal de la Conca de Barberà, Francesc Benet; y el plebeyo de Montblanc, Simón Gras.