Aragón y la Fundación Endesa diseñan un programa sobre el uso eficiente de la energía

Publicado el jueves 12 de mayo 2016

Aragón y la Fundación Endesa diseñan un programa sobre el uso eficiente de la energía

  • Este proyecto beneficia a más de 160 trabajadores de los servicios sociales.

El Gobierno de Aragón (link is external), a través del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, la empresa Endesa, el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) (link is external), la Universidad de Zaragoza y la Fundación Endesa se han unido para lanzar un proyecto de formación destinado a más de 160 profesionales de los servicios sociales de las administraciones públicas y de las oenegés de Aragón. Este programa, diseñado por la Fundación Endesa, promocionará la eficiencia energética a través de iniciativas educativas para concienciar a los ciudadanos de la necesidad de mejorar sus hábitos y cambiar sus actitudes en relación a la eficiencia y el uso seguro de la energía.

Buenas prácticas energéticas

El programa de formación consta de cuatro bloques formativos. Se estudian nociones básicas de caracterización del hogar desde un punto de vista energético, introducción a la facturación energética, principales buenas prácticas energéticas en las viviendas y el uso de herramientas de auto-diagnóstico. Las sesiones son impartidas por expertos en vulnerabilidad energética de CIRCE a lo largo de todo el territorio de Aragón en centros de la Universidad de Zaragoza y de las Comarcas, como entidades colaboradoras del programa.

La formación se desarrolla en 20 sesiones presenciales, planificadas entre mayo y junio de tres horas de duración, dirigidas a un número reducido de asistentes para conseguir unas clases dinámicas. Los alumnos que ya han disfrutado de estos talleres reconocen que ha sido “dinámico y práctico pero la duración del curso ha resultado ser un poco corta con relación al temario”. Vanesa, de la Cruz Roja, destaca la herramienta digital de autodiagnóstico, disponible para todos los asistentes, a través de la cual, una vez introducidos los datos sobre la vivienda, se identifican las posibles actuaciones para paliar los efectos de la vulnerabilidad energética en los hogares analizados.

Impresiones positivas

La opinión de Rosa, trabajadora social de la organización YMCA, es que gracias a las nociones adquiridas en el curso podrá asesorar “a la población en desventaja social para que sea más eficiente en materia energética”. Rosa dice que su equipo “revisará los aspectos más significativos en temas de contratación, la potencia contratada y el horario de consumo más económico” de las casas con vulnerabilidad energética para conseguir ser más eficientes. 

Otra alumna del curso afirma que hay una “gran cantidad de pequeñas acciones cotidianas que permiten ahorrar energía y que son desconocidas”. Para esta trabajadora social del Ayuntamiento de Zaragoza, lo más impactante ha sido descubrir la potencia eléctrica que requiere cada electrodoméstico y la existencia de las horas valle y punta.

Estos 160 trabajadores de los servicios sociales y de oenegés de Huesca, Zaragoza y Teruel han vistos ampliados sus conocimientos en materia energética con estas clases educativas. De esta forma, los aragoneses en situación de vulnerabilidad social podrán acceder a unas mejores prestaciones energéticas necesarias en la vivienda