Iglesia de San Martín de Tours. Frómista. (S. XI)

Publicado el miércoles 5 de noviembre 2014

Frómista, Palencia (España)

Es uno de los edificios mas puros del románico español. Fue mandado construir por Doña Mayor, viuda de Sancho Mayor, rey de Navarra y ha sido reposo espiritual de los peregrinos de la ruta de Santiago

 

Iglesia románica del siglo XI, la manda construir Doña Mayor de Castilla y ya se estaba edificando en el año 1066. A lo largo de los tiempos se añaden al templo algunas capillas, sacristías, torre campanario sobre el actual cimborrio, etc. que deterioran la estructura de la iglesia románica, por lo que, cuando se hace su restauración entre 1896 y 1904 se eliminan todos esos añadidos y se deja la estructura original del siglo XI.

En el exterior se puede ver la cabecera formada por un gran ábside central y dos laterales de menor tamaño. Sin embargo, lo que más destaca de esa cabecera es el cimborrio, tanto por su verticalidad como por su forma octogonal, pues lo normal en otras iglesias románicas palentinas es que este elemento, en el exterior, sea cuadrado. En cuanto a las portadas de la iglesia todas ellas muestran una gran sobriedad, pues están en unos rectángulos que sobresalen de la línea del muro y no cuentan con decoración alguna, salvo el guardapolvo exterior y el cimacio corrido. La única un poco más decorada es la de la fachada norte, que está flanqueada por columnas decoradas por capiteles, aunque éstos están deteriorados al ser la zona que con más crudeza sufre las inclemencias del tiempo.

También destacan del exterior las torres cilíndricas de los pies, elemento algo extraño en el románico, pero no exclusivo de San Martín, pues las tenía la iglesia del monasterio de la Trapa en Dueñas y también posiblemente las hubo en la iglesia románica de San Zoilo, aunque desaparecieron con las sucesivas ampliaciones de este monasterio.

Ya en el interior de la iglesia, nos encontramos con un templo con planta de cruz latina, si bien ésta se queda inscrita en un rectángulo. Está formada por tres naves longitudinales, de las cuales la central es más alta que cualquiera de las dos laterales, y todas ellas, incluida la nave transversal, están cubiertas con bóveda de cañón, divididas en diferentes tramos (las naves longitudinales) por los arcos fajones o perpiaños. Estos arcos tienen una función muy importante, por cuanto son los encargados de recoger el peso de la bóveda y a partir de su forma de medio punto, trasladan ese peso hacia los lados, yendo a descansar a los pilares en el caso de la nave central y al pilar y al muro en el caso de las naves laterales. Es fácil observar tanto en el pilar como en el muro la fortaleza de ambos elementos, necesaria para soportar todo el peso de la parte superior de la iglesia.

En el punto donde se cruza la nave central con la transversal, se forma el crucero, espacio perfectamente cuadrado al tener la nave longitudinal y la transversal la misma anchura. Sobre el crucero se levanta un cimborrio octogonal. Para convertir el cuadrado del crucero en el octógono del cimborrio es necesario utilizar un elemento llamado “trompa” (una especie de conchas o abanicos que se ven en los vértices del cuadrado del crucero y que están decorados con los símbolos de los Evangelistas). Sobre el cimborrio octogonal se levanta la cúpula, si bien la que se ve no es la original, sino que está reconstruida.

La iglesia está cerrada en la cabecera por tres ábsides semicirculares cuya abertura se corresponde con la nave que cierran, por ello hay dos ábsides laterales de menor tamaño y un gran ábside central, de mayor volumen que los otros dos.

Es en este ábside central el único espacio donde se conserva decoración escultórica exenta: a la izquierda, San Martín, representado como Obispo de Tours, de cronología algo incierta; a la derecha hay una escultura de Santiago Peregrino, del S. XVI; presidiendo el templo, hay un Cristo Crucificado de finales del S. XIII, un Cristo de un momento de transición del románico al gótico.

En lo que se refiere a la decoración propia del templo románico, hay tres elementos: El primero de ellos es la línea de taqueado jaqués que recorre todo el edificio a diferentes alturas, elemento común a muchos templos románicos existentes a lo largo del Camino de Santiago.

El segundo elemento es el capitel. Al igual que el taqueado jaqués, aparece tanto en el interior como en el exterior del templo. En ellos podemos ver diferentes elementos decorativos: vegetales (los más abundantes), animales y también personajes humanos, muchos de estos últimos de carácter bíblico (Adán y Eva o la Adoración de los Reyes Magos). La razón por la que aparece este tipo de escenas es que a través de ellos se intentaba enseñar a quienes iban a la iglesia la doctrina cristiana y para ello se servían tanto de estas escenas bíblicas como de la simbología que se esconde en las representaciones de los animales, simbología relacionada con la virtud y con el pecado.

Un tercer elemento decorativo es el canecillo, las pequeñas esculturas que aparecen en los aleros de los tejados, cuya temática es semejante a la de los capiteles, pues nos encontramos con canecillos decorados con elementos geométricos, vegetales, animales y con personajes humanos. Es de suponer que en estas pequeñas figuras también haya simbología y que se transmita algún tipo de mensaje a través de ellos, como ocurre con los capiteles.

Iluminación Artística

El día 18 de noviembre de 2010 se inauguró la iluminación artística de esta iglesia, bajo el mecenazgo de la Fundación Endesa, que ha aportado el 50% de la inversión total del proyecto

La iluminación de la Iglesia de S. Martin de Tours de Frómista se enmarca en el convenio de colaboración firmado entre la Fundación Endesa y la Conferencia Episcopal Española en 2006, con una vigencia de 5 años (2007-2011), que tiene por objeto la ejecución de proyectos de iluminación de las catedrales, templos y edificios integrantes del Patrimonio Histórico-Cultural de la Iglesia Católica. Según este convenio, la Fundación Endesa presta apoyo técnico para la ejecución de los proyectos y participa en el 50% de su financiación.

El acto de inauguración de la iluminación estuvo presidido por el Presidente de la Fundacion Endesa, D. Rafael Miranda, el Obispo de Palencia, D. Esteban Escudero, el párroco de la iglesia, D. Jose Negueruela, y el alcalde de Frómista, D. Fernando Diez Mediavilla. Al acto asistieron también el Director General de la Fundacion, D. Jose Antonio Gutierrez y diversas personalidades.

Todos los asistentes pudieron admirar el encendido interior del Templo. Acto seguido se procedió a degustar un vino español.

 

v\:* {behavior:url(#default#VML);} o\:* {behavior:url(#default#VML);} w\:* {behavior:url(#default#VML);} .shape {behavior:url(#default#VML);} 96 800x600 Normal 0 21 false false false ES JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman";}

(Fuente: Fundación Endesa, página Web del Ayuntamiento de Frómista (http://www.fromista.com/?v=turismo&c=apartado&a=rutas_ocio (link is external)), página web de Turespaña (http://www.spain.info/es/que-quieres/arte/monumentos/palencia/iglesia_de_san_martin_de_fromista.html (link is external)); Fotos de Fernando Maquieira)

 

Enlace de interes: http://www.fromista.com/?v=turismo&c=apartado&a=rutas_ocio