Cáritas y la Fundación Endesa combaten juntos el desempleo

Publicado el viernes 8 de abril 2016

Cáritas y la Fundación Endesa combaten juntos el desempleo

  • Se desarrolla un curso de instalaciones electrotécnicas y de telecomunicaciones en 7 ciudades españolas para personas en riesgo de exclusión social.

La alta tasa de desempleo juvenil en España asociada a la alta tasa de abandono escolar ha generado que un gran número de jóvenes se encuentren con dificultades para acceder al mercado laboral. Por esta razón, la Fundación Endesa y Cáritas trabajan conjuntamente por mejorar esta situación con proyectos de empleabilidad que combinen formación en electricidad y habilidades sociales.

Jóvenes en desventaja social

El curso educativo de instalaciones electrotécnicas y de telecomunicaciones se está impartiendo en Ponferrada, Tenerife, Huelva, Huesca, Ferrol y Tarragona. En otras ciudades como Mallorca el curso es distinto porque está enfocado en la industria de la producción y distribución de energía eléctrica.

Todos los talleres están dirigido a personas en situación de vulnerabilidad social, con el fin de mejorar su capacitación profesional y consecuentemente sus posibilidades de inserción laboral. Está pensado para un número pequeño de participantes de diferentes edades y nacionalidades con diferentes niveles de cualificación y que han iniciado un proceso de búsqueda de empleo.


Reforzar las capacidades y potencialidades

La acción formativa tiene una duración mínima de 6 meses de lunes a viernes con una parte teórica y una práctica. Se imparte en las infraestructuras de Cáritas, donde se cuenta con las instalaciones y medios necesarios para conseguir el certificado de profesionalidad.  Además de las 350 horas de formación propias del certificado, se trabajan contenidos transversales como la igualdad de género, el medioambiente, las habilidades sociales y las nuevas tecnologías. Para finalizar la formación recibida en las clases teóricas sobre electricidad, se promueven prácticas formativas en las empresas colaboradoras del sector, las cuales posibilitan aplicar en un entorno real los contenidos aprendidos. Todo ello ayuda a reforzar las capacidades y potencialidades individuales de cada estudiante, de la misma manera ofrece herramientas que les ayudan a posicionarse mejor ante el mercado de trabajo.

La finalidad última es que los jóvenes adquieran la formación adecuada en este sector que les potencie las habilidades que les ayuden a conseguir un empleo en el montaje de instalaciones electrotécnicas y de telecomunicaciones, o bien, conseguir que retomen la formación formal de sus estudios.