Inaugurado uno de los tramos del Camino Real más afectados por las riadas del 2013 en el Valle de Aran

Este proyecto ha supuesto una inversión de 318.500 euros destinados a la recuperación y reparación del entorno dañado por las lluvias.

Publicado el martes 9 de mayo 2017

La directora general de Endesa en Cataluña, Isabel Buesa, el director general de Enel Green Power España (filial de renovables de Endesa), Enrique de las Morenas, así como el Síndic de Aran, Carlos Barrera, han inaugurado en Viella (Lleida) uno de los tramos más afectados por las riadas de hace cuatro años en el Camino Real a su paso por los términos municipales de Vilamòs y es Bordes.

El objetivo del proyecto ha sido el de devolver el Camino Real a su trazado original, dañado a raíz de las fuertes lluvias que tuvieron lugar en el mes de junio de 2013 y que conllevaron el desbordamiento de los ríos. Además, la zona rehabilitada es de especial interés medioambiental ya que se encuentra dentro de la zona Natura 2000, una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. El río Garona es hábitat natural de varias especies protegidas, entre las que se cuentan el coto común, la nutria común y el desmán de los Pirineos.

Este proyecto, que ha supuesto una inversión de 318.500 euros, se suma a los 400.000 euros aportados por la Compañía en 2014 y destinados a diferentes tareas relativas a la recuperación y reparación de los destrozos ocasionados por el agucero.

Desde el año 2014, a raíz del primer convenio firmado entre la Fundación Endesa y el Consejo General de Aran, la Fundación ha colaborado en diferentes actuaciones relativas a la restauración ambiental del Camino Real y su entorno. Concretamente, ha participado, desde ese año, en la restauración de este camino a su paso por Aubert, Era Bordeta y Arties e Garòs así como en la reparación y pavimentación del parking de la Mòla en Arties, que da acceso a la ribera de Valarties y en la restauración de la pista Margalida en Bossòst. Y, finalmente, en el tramo que se ha inaugurado.

La Fundación Endesa y la Val d'Aran

La Fundación Endesa tiene un compromiso histórico con el Valle de Aran que se concreta en las numerosas actuaciones relativas al ámbito de la recuperación medioambiental en las que ha participado, como es el caso de las zonas afectadas por los temporales, y también en el ámbito de la cultura.

La actuación de iluminación del patrimonio artístico de iglesias y monumentos del Valle de Aran se remonta al año 2000. Entre las principales actuaciones en las que ha colaborado la Fundación destacan la iluminación de Santa María de Arties (en Naut Aran), de la iglesia románica de San Andrés de Salardú (Naut Aran) y del interior de la iglesia de San Miguel de Vielha (Viella).

Asimismo, ha participado muy estrechamente con el Consejo General de Aran en las tareas de iluminación de otras 14 iglesias en este territorio, para los que aportó más de 66.000 euros. En total, la Fundación Endesa ha aportado desde el año 2000 unos 150.000 euros en proyectos de iluminación en toda la comarca.