Entregados los IV Premios a la Ecoinnovación Educativa

Publicado el miércoles, 8 de julio de 2020

“Los miembros del Jurado han destacado el rigor y la solvencia científica del proyecto, su correcta ejecución, su carácter replicable y la inclusión, de manera transversal, de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.”

En esta misma categoría, ha quedado finalista el IES Ricardo Ortega de Fuente Álamo (Murcia) con La historia de un ecocidio.

En la Categoría 2 «Mi solución creativa a un problema medioambiental», el proyecto ganador ha sido La Magia de las Náyades, del IES Valverde de Lucerna de Puebla de Sanabria (Castilla y León).

“El Jurado ha destacado la innovación del proyecto, que pone en valor la decisiva aportación de esta especie singular para la depuración de los ecosistemas acuáticos. Una solución basada en la naturaleza con un gran potencial para el sostenimiento y la supervivencia de ecosistemas similares.”

El proyecto –Plástico +Vida del IES La Vall D'Alba de la Comunidad Valenciana ha sido el centro finalista en esta categoría.

Y, por último, en la Categoría 3, «¿Cómo mejorarías tu entorno?», el galardón ha recaído en el CEIP Las Lomas de Roquetas del Mar (Andalucía) con El Jardín de Juanita, un espacio donde filosofar sobre medioambiente, alimentación ecológica y ciudadanía creativa

“En esta ocasión, los miembros del Jurado han destacado la implicación de la comunidad educativa en el proyecto, su constancia, su compromiso con el entorno y el impacto de una acción educativa centrada en edades tempranas, que favorece el pensamiento crítico de los alumnos.”

El Jurado ha otorgado una mención especial al Centro de Educación Especial Reino de Tule de Toledo (Castilla-La Mancha) con la iniciativa Reciclamos. Creamos. Avanzamos, por su demostrado impacto social y voluntad de cooperación. Por último, ha resultado finalista de esta categoría el IES Alonso Quijano de Alcalá de Henares (Madrid) con el proyecto Green Quijano.  

Miguel Ángel Sancho, presidente de la Fundación Europea Sociedad y Educación, ha destacado el «elevado valor pedagógico y educativo de los Premios a la Ecoinnovación», afirmando que «cada proyecto enriquece nuestro sistema educativo porque sitúa la educación medioambiental más allá de la transmisión del conocimiento científico; por la metodología de aprendizaje que aplican; y, porque, además de implicar a la comunidad educativa, aumentan el impacto educativo más allá de las aulas».