Entrevista a Paqui Calderón

Livia de Cendra entrevista en esta ocasión a Paqui Calderón, profesora del Centro de Educación Especial Reino de Tule, ganador de la Mención Especial de la V Edición de los Premios a la Ecoinnovación Educativa.

Publicado el lunes, 8 marzo 2021

“El hecho de participar en los Premios a la Ecoinnovación Educativa y de recibir la mención especial del jurado ha supuesto un incentivo para nuestros alumnos, que lo han recibido con una gran ilusión y orgullo, ya que han visto reconocido y dignificado su trabajo públicamente”

¿Qué le dirías a un centro que se está plateando introducir prácticas medioambientales, pero que no acaba de lanzarse? 

La sensibilización ecológica y la introducción de prácticas medioambientales no debería ser un añadido, sino formar parte del currículo de forma transversal y continua. Así lo planteamos desde nuestro centro, ya que de nuestro respeto y amor por la naturaleza depende literalmente nuestro futuro.  Además, no cuesta tanto implicar al alumnado en planteamientos ecológicos, ya que hay muchas opciones y fórmulas motivadoras como los concursos de ideas, la elaboración de recursos didácticos reutilizando materiales o la labor de investigación sobre distintos temas medioambientales, entre otras actividades. 

“Respetar la naturaleza es algo que está en nuestras manos y que merece la pena”

¿Qué planes de futuro tenéis en el centro? ¿Estáis planteando abrir nuevas vías o actividades de sostenibilidad?

Durante este curso hemos empezado a crear una zona protegida en nuestro centro, donde hemos ubicado el invernadero. Además, estamos poniendo en marcha un mariposario y un huerto escolar.

Nuestros objetivos son, principalmente, favorecer entre el alumnado la adquisición de hábitos saludables y responsabilizar en los hábitos cotidianos: conocer y valorar los productos de temporada, elaborando en la medida de lo posible sencillas recetas con ellos, por ejemplo. Procuramos mejorar sus conocimientos sobre los procesos biológicos y los flujos de materiales y de energía esenciales para el sostenimiento de la vida en el planeta.

Creemos que conocer y experimentar el cultivo de hortalizas en un huerto, sembrándolas, plantándolas y recolectándolas, ayudará a nuestros alumnos a valorar el esfuerzo necesario para obtenerlas, además de fomentar el trabajo cooperativo, con actividades lúdicas y creativas en contacto con el medio natural. 

Un espacio protegido en el centro es una forma de comprender que tratar con cuidado el espacio donde vivimos puede surtir un gran efecto. Amamos el lugar en el que vivimos.

Queremos aprovechar esta entrevista, Livia, para daros las gracias por permitirnos contar cómo trabajamos la conciencia ecológica en un centro de educación especial y cómo el respeto por el medioambiente es una parte esencial de nuestro planteamiento educativo. 

“Amamos el lugar en el que vivimos”