En Fundación Endesa apostamos por la promoción de la eficiencia energética de familias vulnerables a través de iniciativas educativas. Una de ellas es la que hemos puesto en marcha junto con Endesa y la ONG Ecología y Desarrollo (ECODES). Se trata del Programa de Voluntariado Energético, un proyecto social en el ámbito de la energía dirigido a hogares vulnerables que se encuentran en situación de pobreza.

El objetivo es formar a estas familias vulnerables en la optimización de sus facturas eléctricas. De este modo, se les ofrece recomendaciones para un consumo energético más responsable.

¿Y cómo llegamos a ellos? A través de una red de voluntarios de Endesa que previamente han recibido la formación adecuada. Mediante un contacto cercano con las familias, los voluntarios analizan la factura y el estado de eficiencia energética de las viviendas y les facilitan recomendaciones para rebajar su consumo de energía. 

En 2019, y por cuarto año consecutivo, 300 empleados de Endesa han impartido talleres sobre consumo eficiente y optimización de la factura eléctrica y han ofrecido recomendaciones prácticas para rebajar el consumo de energía a 2.523 familias en situación de vulnerabilidad procedentes de 14 territorios de España: Zaragoza, Huesca, Sevilla, Málaga, Badajoz, As Pontes, Alcudia, Puerto del Rosario, Candelaria, Lanzarote, Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona, consiguiendo obtener un ahorro medio estimado de un 36% en sus facturas.