Educa As Pontes: La Explotación Minera
Los orígenes de la explotación del yacimiento de As Pontes de García Rodríguez se remontan a la década de los 40, cuando la Empresa Nacional Calvo Sotelo (ENCASO) creada por el INI en 1942 con el objetivo de obtener lubricantes y combustibles líquidos a partir de materias primas nacionales, construyó en As Pontes una Central Térmica de 32 MW y un complejo carboquímico, cuyo combustible y materias primas fueron el lignito obtenido en la Mina propiedad de la misma empresa. Posteriormente, por acuerdo del Consejo de Ministros del 4 de Febrero de 1972, los activos mineros y eléctricos de esta empresa pasan a propiedad de la entonces Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA), para construir una Central Térmica de 1.400 MW y dotar la Mina de un nuevo equipamiento para extraer a cielo abierto 12 Mt de lignito anuales. Este nuevo Complejo Minero-eléctrico, cuya Mina abastecía íntegramente el combustible que la Central demandaba, sufrió una transformación por exigencias medioambientales a lo largo del cuatrienio 1993-1996, adaptando los cuatro grupos de la Central para consumir un nuevo combustible, obtenido a partir de una mezcla entre el lignito local y carbón importado de bajo contenido en azufre.

Esta transformación del Complejo, cuyo fi n fue reducir de forma muy importante las emisiones de SO2, tuvo como consecuencia la disminución de la producción de la Mina a un ritmo anual de unos 6 Mt. Años después, la trasposición de la Directiva Comunitaria de Grandes Instalaciones de Combustión -G.I.C-, supuso que ENDESA GENERACIÓN, S.A., propietaria de los activos de Endesa en As Pontes, optase por transformar la Central para utilizar únicamente carbón importado a partir de Enero de 2008. En consecuencia, la producción de la Mina finalizó en Diciembre de 2007.


Durante los 90 se alcanzan los mejores ritmos de explotación y en la zona hay alrededor de 3.000 empleos entre directos e indirectos relacionados con el complejo minero-eléctrico.
Las técnicas de explotación y maquinaria empleada fueron una vez más pioneras en nuestro país y se las dimensiones del área afectada sobrepasaron las 2.400 hectáreas de superficie.

Educa As Pontes: La Restauración
Durante la vida de la mina los materiales no aprovechados en la generación de electricidad denominados estériles, se fueron vertiendo ordenadamente atendiendo a los rápidos ritmos de extracción que se producían en la mina. Entre los años 80 y el año 2002 se generó una montaña de 160 metros de altura y 720 millones de metros cúbicos con estériles y cenizas producto de la combustión del lignito.

La restauración de las 1.120 ha que constituyen la “Escombrera Exterior” fue un reto técnico muy complicado ya que la iteración entre los volúmenes de agua de la zona y la propia naturaleza de los estériles resultantes provocaba numerosos problemas de estabilidad en las superficies de apilado y acidez en las aguas en contacto con aquellos con mayor contenido en pirita. Aprender de los errores y desarrollar técnicas innovadoras fue el camino para lograr la meta de generación de unas superficies estables sobre las que se no sólo se pudiera desarrollar la vegetación sino mantenerse y evolucionar con los años permitiendo la introducción espontanea de otras especies animales y vegetales de mayor valor ambiental.

El cese de la extracción de lignito se planificó para diciembre de 2007 disminuyendo progresivamente los ritmos de producción a la vez que se iban transformando los grupos de la Central Térmica para adecuarlos a la unos nuevos límites de emisión en gases que entraron en vigor el 1 de enero de 2008.

Tal y como estaba brevemente descrito en el Plan de Restauración del año 1983, a principios de 2008 la corta minera comenzó a inundarse con aguas de distinta naturaleza, procedentes del río Eume, precipitación directa sobre el hueco y escorrentías procedentes de la cuenca hidrográfica de la “Escombrera Exterior” . Cuatro años más tarde finalizó el llenado al alcanzarse la cota de rebose hacia el río Eume. El resultado ha sido la formación del lago minero más grande de España y uno de los más importantes de Europa.

El control sobre la calidad de las agua y la estabilidad de los terrenos que configuran las orillas y taludes de la lámina de agua han sido los aspectos principales sobre los que se han centrado las labores de restauración en esta área.

El conjunto escombrera-lago ha supuesto un cambio significativo en el paisaje de este municipio si bien se ha logrado una orografía acorde al entorno y un lago con márgenes de ribera totalmente integrados. Bajo otro punto de vista se ha logrado un mosaico de ambientes (humedales, matorral, bosques, márgenes de ribera y prados) que han permitido el asentamiento de una amplia biodiversidad compuesta por más de 600 especies de vegetales y animales.

La Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa de ENDESA se ha visto reflejada en estos proyectos y así ha sido reconocido a través de galardones tan importantes como el Premio a la Innovación Empresarial 2013 y ganador en la IX Edición del Premio Fundación Fondo para la Protección de la Naturaleza (FONDENA) 2014.

Actualmente las actividades en el entorno del lago se centran en el desarrollo de actividades de ocio, principalmente deportivas y culturales que inculcan valores de alta capacidad como son el compañerismo, la deportividad, la disciplina, el sacrificio, etc.. e impulsan a su vez la difusión turística de la Comarca.

Educa As Pontes: La Educación Ambiental
En esta nueva etapa, el proyecto educativo de Educa As Pontes plantea la realización de actividades formativas dirigidas a profesorado de colegios de la zona de disciplinas medioambientales centradas en la importancia de la biodiversidad de espacios degradados mineros restaurados, con el fin de fomentar la apreciación del valor natural de estos espacios.

Este proyecto educativo busca actuar en dos vertientes, formando a profesores de secundaria y bachillerato, y realizando actividades teóricas y de campo en la escombrera con los alumnos de esos colegios. Los profesores podrán utilizar el material que se desarrollan para diseñar diferentes actividades con sus propios alumnos en el entorno minero restaurado de As Pontes.

Mediante este programa los estudiantes de los centros educativos:

  • Conocerán las técnicas de restauración de espacios degradados, especialmente de los espacios mineros
  • Comprenderán la necesidad de la integración ecológica y favorecer la biodiversidad de los espacios degradados.
  • Identificarán y comprenderán el funcionamiento de los ecosistemas y la interacción entre el medio físico y las especies.