Ismael Clemente Orrego

Cargos actuales

Consejero Delegado de Merlin Properties

Trayectoria profesional

Natural de Valencia de Mombouey, el hoy Consejero Delegado de la mayor compañía inmobiliaria de España dejó su tierra para cursar sus estudios de Derecho y Administración de Empresas por ICADE. 

Tras su paso por el bufete Garrigues, Ismael inició su trayectoria en el sector inmobiliario al que lleva vinculado más de dos décadas en las que destaca, especialmente, sus años en DB Real Estate y RREEF, como director general. Durante esta etapa realizó transacciones por un importe de más de 5.000 millones de euros, en todas las categorías de activos. Fue responsable de un equipo con una cartera de activos en gestión superior a 3.000 millones de euros. Este equipo también constituyó siete vehículos de inversión con un tamaño de aproximadamente 500 millones de euros pertenecientes a clientes privados y family offices.

En 2012 dejó la banca de inversión para crear la gestora inmobiliaria Magic Real Estate con sus compañeros de Deustche Bank y dos años después fundó MERLIN Properties, compañía que, en apenas dos años y medio, se ha convertido en el máximo referente del sector inmobiliario español, única representante del sector en el IBEX-35, y situada en el top 10 de los mayores REITs en Europa. 

En estos dos años y medio desde la salida a Bolsa, Clemente ha liderado dos de las mayores operaciones del sector en nuestro país como son la adquisición de Testa a Sacyr y el acuerdo de integración de Metrovacesa, dos operaciones que han llevado a MERLIN Properties a convertirse en lo que es hoy, la mayor inmobiliaria de nuestro país con activos por un valor de más de 9.800 millones de euros y unas rentas brutas anuales de 451 millones de euros.

Durante todo este tiempo, Ismael se ha caracterizado por una gestión impecable en la que ha predominado una inversión en activos de calidad, con altas ocupaciones y cash flow, una gestión prudente del balance y una tasa de rentabilidad al accionista alta con un especial enfoque hacia una rentabilidad por dividendo muy atractiva. Sin duda, esa es su clave del éxito.